Marco Antonio Aviña Martínez ex presidente Municipal de La Piedad visionario y progresista.

Fue un alcalde con una visión progresista, y una persistencia a prueba de todo, que le permitió realizar obras que hoy día siguen siendo parte importante de la vida cotidiana.

0
658

Presidente Municipal de La Piedad en el periodo 1972 – 1974, Marco Antonio Aviña Martínez, fue un alcalde con una visión progresista, y una persistencia a prueba de todo, que le permitió realizar obras que hoy día siguen siendo parte importante de la vida cotidiana.

Hoy a sus 97 años de edad, Marco Antonio Aviña, Médico de profesión y político por convicción, fundador de un movimiento de Izquierda que fue el parte aguas de la política Mexicana, fiel seguidor de las políticas del General Lázaro Cárdenas, de quien se considerara amigo personal, al igual que de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador  acepto platicar para Provincia.

Recuerda su trabajo al frente del Ayuntamiento, donde a su llegada vio la falta de vías de comunicación,  trabajando fuertemente en la gestión para poder realizar obras del impacto que él buscaba para el desarrollo de La Piedad, siendo una de las obras más importantes la construcción del Bulevar Lázaro Cárdenas, vialidad que señala se nombro en honor a su gran Amigo el General Lázaro Cárdenas del Río.

“Iniciamos esa obra pensando que era algo bueno por la cercanía con Guadalajara siendo una vía de paso de las ciudades de México y Guadalajara, además de buscar acercamiento con la capital del estado Morelia”. Dijo.

Esta obra que se logro en este periodo, fue parte de lo que se tenía como proyecto de un circuito que en ese entonces se tenía contemplado por la colonia Vasco de Quiroga.

Continua diciendo que recuerda que en su periodo; todas las obras eran importantes, siendo un gran recuerdo el trabajo realizado para La Piedad, que no contaba con muchos servicios, como lo eran el agua potable, luz eléctrica, y vialidades siendo una obra relevante las comunicaciones con las comunidades logrando avances en la construcción de caminos rurales para las comunidades.

Ahora con la llegad de AMLO a la presidencia de la República, recuerda que desde el inicio de la carrera política, dice; “desde el inicio de su carrera política, yo simpatice mucho con él, simpaticé con su manera de pensar, con su manera de actuar también,  lo considero uno de mis mejores amigos, no de ahora, sino desde mucho antes porque tiene una larga trayectoria política y en forma destacada hará un magnifico papel, se que mucho de lo que ha prometido lo va a cumplir”

Asegura que no tiene duda de que Andrés Manuel es uno  de los grandes de México y que no le queda duda de que mucho ha prometido y que mucho a habrá de cumplir, realizando una invitación al presidente electo, para que vuelva a visitar La Piedad, y pueda darle el abrazo que no puede llevarle personalmente por los problemas propios de la edad, pero que aun a la distancia le envía como lo expresó su hija Yadira en la carta a su nombre.

Y por medio de este espacio, hace una invitación al Presidente Electo Andrés Manuel a Regresar a La Piedad y volver a visitar su casa, a compartir los alimentos como lo hiciera en otras ocasiones, aun a sabiendas que es algo difícil por las múltiples ocupaciones que conlleva el ser el mandatario, pero sabiendo que para AMLO es importante sus orígenes pudiera ser posible que en su gira visite La Piedad y pudiera convivir por unos minutos o compartir la mesa.

Marco Antonio Aviña de 97 años vive con su esposa Amalia Kick de Aviña, con quienes procrearon 7 hijos que son Rosa Amalia, Marco Antonio, Vianeth Adriana, Soraya Artemisa, Feliz Alberto, Yarira Anayanzi, Miroslaba y Jeny, Aviña Kick, ademas de tener actualmente 15 nietos y  7 bisnietos, con quienes conviven y dejan su legado.

Entre las obras más importantes que se realizaron en el periodo a su cargo se encuentran el Bulevar Lázaro Cárdenas, Avenida Michoacán, Panteón Municipal, el entubado de la Calle Heriberto Jara que era un arrollo que bajaba desde la colonia Vasco de Quiroga y hoy en una amplia calle, el sistema de agua potable, electrificación en la mayor parte de la zona urbana, el respeto a las comunidades indígenas que llegaban a La Piedad a vender sus productos y que en ese periodo se dejó de impedir que comerciaran con sus productos, y una atención personal a la población; entre muchas más obras de beneficio social.

Compartir