Biblioteca Central de la UNAM, 62 años de acercar el conocimiento

0
258

Por Notimex | Provincia

La Biblioteca Central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el edificio más fotografiado del país y que resguarda casi 347 mil títulos, un Fondo Antiguo y la mayor colección de tesis de territorio nacional, abrió sus puertas hace 62 años, el 5 de abril de 1956.
En un comunicado, la máxima casa de estudios del país recordó que la construcción del edificio inició en 1950 y su proyecto quedó a cargo del arquitecto y artista plástico Juan O´Gorman, quien desde un inicio pensó en lograr un inmueble diferente a todo lo que se construía en Ciudad Universitaria.
Recordó las palabras de O´Gorman: “Desde el principio tuve la idea de hacer mosaicos de piedras de colores en los muros ciegos de los acervos, con la técnica que ya tenía bien experimentada. Con estos mosaicos la biblioteca sería diferente al resto de los edificios de la Ciudad Universitaria, y con esto se le dio carácter mexicano”.
La UNAM recordó que la biblioteca abrió sus puertas con 80 mil volúmenes en su acervo, mientras que actualmente cuenta con colección general de 346 mil 728 títulos en 606 mil 925 volúmenes, un Fondo Antiguo y 500 mil tesis, casi todas digitalizadas. Hoy, “su belleza y majestuosidad permanecen intactas”.
Refirió que en 1948 O´Gorman fue invitado para proyectar, junto con los arquitectos Gustavo Saavedra y Juan Martínez de Velasco, el edificio al que se había concedido una posición preponderante en el conjunto de la Ciudad Universitaria.
Para su construcción los responsables se basaron en estudios realizados por José Ma. Luján sobre el funcionamiento de las principales bibliotecas universitarias del mundo, creándose una edificación dentro de las corrientes funcionalistas dominantes en esos años, con capacidad para almacenar un millón de libros.
En sus fachadas alternan fajas visibles de la estructura de piedra volcánica, extraída del suelo del Pedregal, a las que siguen espacios ocupados por vidrieras, para terminar con grandes superficies de ónix traslúcido de color ámbar.
La casa de estudios expuso que “en determinados lugares los muros de piedra incluyen relieves del mismo material, con motivos inspirados en la tradición del mundo prehispánico. Las fachadas del gran cubo que forma el cuerpo vertical muestran en la base una franja de vidrieras y muros bajos que corresponden al piso abierto”.
A lo largo y ancho de los 10 pisos de la Biblioteca Central se despliegan “las composiciones pictóricas que hacen de este edificio la construcción emblemática de la Ciudad Universitaria, pues en él se lograron los mayores y mejores ejemplos de integración plástica”.
Señaló que la primera remodelación del edificio se hizo 25 años después de su construcción, entre 1981 y 1983, bajo el concepto de lograr un espacio que hiciera interactuar a usuarios con las colecciones, y en 2000 se llevó a cabo una nueva modernización y distribución de su acervo.
En esta ocasión se propuso recuperar la idea arquitectónica original de planta principal y mejor iluminación natural, así como “se recuperaron el jardín interior y la fuente de la entrada principal”, además que se amplió su horario de servicio, finalizó.

FuenteNotimex
Compartir