Cruz Azul debutó campeón en el Azteca en 1972; ahora vuelve por su gloria

La "Máquina Celeste" vuelve al Coloso de Santa Úrsula, donde vivió 506 encuentros como local en Liga MX

0
182

Ciudad de México.- En busca de emular la magia de la primera vez, Cruz Azul vuelve a jugar en el Estadio Azteca como local después de 22 años y lo hará con la esperanza de ganar un título como en la temporada 1971-1972, cuando la Máquina se mudó al coloso de Santa Úrsula.

Ahí debutó el 6 de noviembre de 1971 ante Monterrey con una derrota 1-3. Jugó 19 partidos y la Final se la ganó al América con un marcador 4-1 en agosto de 1972.

Durante 24 años, el equipo cementero compartió el recinto de la calzada de Tlalpan con su acérrimo rival, que nuevamente tendrá inquilinos mientras se concreta el nuevo estadio de los celestes.

Para el Apertura 2018, Cruz Azul regresa al inmueble donde vivió épocas doradas, aunque su último torneo ahí marcó el final de un ciclo en varios sentidos.

En la temporada 1995-1996 Luis Fernando Tena aspiraba a ganar un campeonato, en especial después de la Final perdida ante Necaxa un año antes. Pero tras sucumbir ante las Águilas en Cuartos de Final, la directiva le dio las gracias y llegó Víctor Vucetich al banquillo.

Carlos Hermosillo fue campeón de goleo con 26 tantos en ese torneo, el último título individual de su carrera como mejor romperredes de la Liga.

Además, los cementeros vivieron cinco derrotas en aquel certamen, incluida la de Cuartos ante las Águilas. También cayeron ante Celaya, Atlas, Pumas y Necaxa se llevaron el triunfo.

En más de dos décadas en el Azteca, la Máquina jugó 506 partidos de Liga entre los duelos de torneo regular y la Liguilla, ganó cinco títulos de Liga, incluido un tricampeonato, así como un Campeón de Campeones.

En la búsqueda de un nuevo hogar, Cruz Azul probó suerte en el Estadio Azul desde 1996 hasta 2018 y, aunque la directiva intentó comprarle el inmueble a la familia Cosío, el proyecto nunca trascendió.

Este sábado se miden a Puebla en la Jornada 1 del Apertura 2018 en busca de repetir aquellas viejas glorias en el inmueble que mejor le ha sentado en cuanto títulos.

VIAMediotiempo
Compartir