“Más sabe el diablo por viejo” une generaciones

La cinta protagonizada por Osvaldo Benavides y Sandra Echeverría logrará que los jóvenes aprecien el valor de los ancianos y su fortaleza ante la vida

0
487

Ciudad de México.- Teo, un joven actor arrui­nado y con carrera de quí­mico, deberá simular ser un anciano para irse a vivir a la casa de retiro del actor, en lo que halla la forma de resolver sus problemas y salir adelante en su carre­ra. Durante su estancia se topa con un puñado de an­cianos entusiastas y a la par se enamora de Dafne, una joven pasante de medici­na que realiza su servicio social en dicho lugar. Este es el punto de partida de la cinta “Más sabe el diablo por viejo”, en la que ade­más de entretener se busca combatir el edadismo, un problema latente en la era actual.

“Esta película unifica a esas dos generaciones, hace ver a la gente de la tercera edad con sueños, con mucha energía y esta película los hace jóvenes, hay una energía muy fuer­te, para crear esta unidad, es una cinta para toda la fa­milia, va a haber una com­prensión muy padre, ves la vida de otra forma, tengo más paciencia que antes, espero que eso le pase a la audiencia”, aseguró Pepe Bojórquez, director y guio­nista del filme.

Oswaldo Benavides y Sandra Echeverría, quie­nes personifican a la pa­reja protagonista del filme, hicieron hincapié en el gran honor que es traba­jar con leyendas vivas de la cinematografía.

“Es admirable, que si­gan presentándose en un set, a tiempo, aprendién­dose líneas, lidiando con productores, directores, viviendo esa vida del actor que es complicada, no es un caramelo. Es admirable cómo siguen al pie del cañón impe­cablemente, no sé si a su edad llegue a estar tan bien para­do, no sé si yo vaya a estar ahí en unos años, pero el verlo de cerca es impresionante”, dijo Oswaldo.

“Que Ignacio López Tar­so me diera consejos, para mí, fue un momento especial, porque más allá del personaje era mi realidad, era Oswaldo, recibiendo un consejo de don Ignacio López Tarso, es único, no pensé que me fuera a suce­der”, agregó.

“Son lo máximo, me im­presiona mucho López Tar­so, también a Isela (Vega) le he visto trabajos distintos a los que hace ahora, son gente que admiro desde hace mu­cho tiempo. Pero las tablas y la presencia que tiene López Tarso, los textos los tiene sú­per rápido, lo dice con una naturalidad, con una frescura, todos, además de ya estar en la tercera edad, incluso tienen más chispa que nosotros los jóvenes, que a veces estamos fumigados”, enfati­zó Echeverría.

VIAExcélsior
Compartir