Entre porras a AMLO y protestas, nuevos diputados toman protesta

En la Cámara de Diputados, la toma de protesta de los nuevos congresistas, por parte de la Mesa de Decanos, presidida por el diputado de Morena, Pablo Gómez, se preveía tersa y sin aspavientos.

0
185

La ocasión se convirtió en una guerra de protestas, especial de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), por asuntos electorales en Monterrey, y porras a favor de Andrés Manuel López Obrador, e incluso, gritos de justicia en memoria de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

El júbilo de algunos y los reclamos de los otros parecieron molestar en demasía a uno de los secretarios de la Mesa de Decanos y diputado por el Partido del Trabajo (PT), Oscar González Yáñez, que no pudo ocultar su contrariedad al quejarse y emitir comentarios, algunos airados, sobre las porras y gritos de sus compañeros de coalición; por el conteo hasta 43, en recuerdo de los normalistas de Ayotzinapa; y por la designación de la diputada Ana Guevara como secretaria de la Mesa Directiva.

Debido a que el micrófono en la Mesa Directiva de la Cámara se mantuvo abierto durante la mayor parte del tiempo, las expresiones de González Yáñez pudieron escucharse en las transmisiones del Canal del Congreso y también del circuito cerrado de televisión dentro del recinto parlamentario.

Cuando la mayoría de Morena comenzó a vitorear el nombre de ese instituto político y hacerse escuchar en todo el recinto al son del “es un honor estar con Obrador”, González Yáñez largó un “¡eso es una estupidez!”.

Mientras los panistas pedían “justicia por Monterrey” y los miembros de Morena contaban hasta el 43 por los normalistas desaparecidos, el legislador preguntó extrañado: “¿y eso para qué es?”, cuando alguien le indicó que era en alusión a los estudiantes, exclamó, ya sin mayor contrariedad “¡ah, bueno! Bueno, bueno”.

Antes del arranque de la Sesión Constitutiva, la Cámara que permaneció por meses semivacía y prácticamente paralizada, revivió completamente, al recibir a los 499 congresistas presentes, sus asesores, acompañantes y familiares.

En el regreso a las labores parlamentarias, los diputados y diputadas de distintos partidos compartieron abrazos, saludos, besos, sonrisas, selfies y algunos, como el integrante de la bancada del Partido Verde (PVEM), Jorge Emilio, llegó sin preocupación mayor por no haberse registrado en el plazo establecido por las autoridades administrativas en San Lázaro.

Previo a la sesión, se dedicó a pasear por el Lobby del Edificio A, y al recorrer algunas otras áreas en la Cámara, estuvo a punto de toparse con el también diputado por Encuentro Social (PES) y actor, Ernesto Vargas, mejor conocido en el medio artístico como Ernesto D’Alessio.

Entre los diputados más aplaudidos no solo en el Pleno sino en los pasillos de la Cámara, estuvieron la integrante de Morena, Tatiana Clouthier y el coordinador de esa fracción, Mario Delgado.

También hubo aplausos, aunque mucho menos sonoros, para el también actor, bailarín, productor de un show para mujeres y diputado de Morena, Sergio Mayer Bretón.

Dentro del recinto, al momento de pasar a depositar el voto para elegir la Mesa Directiva, encabezada por el diputado de Morena, Porfirio Muñoz Ledo, prácticamente todos y cada uno de los congresistas se acercó a estrechar la mano del embajador octagenario.

Cuando el diputado federal de Morena, Hugo Rafael Ruiz Lustre, fue convocado para emitir su voto por la Mesa Directiva, su coordinador lo tomó del brazo y desde su curul, lo condujo hasta el área del voto, donde también estrechó la mano del diputado Muñoz Ledo.

Una vez emitida la votación, el nuevo presidente de la Cámara hizo un gran esfuerzo por hablar fuerte y claro, para tomar protesta a los 12 diputados y diputadas que lo acompañarán en la conducción de la Mesa, y declarar legalmente constituida la LXIV Legislatura.

VIAMVS Noticias
Compartir