Atacante de torneo de videojuegos “estaba enojado porque perdió”

Testigos aseguran que el hombre armado que disparó durante un concurso de videojuegos en Jacksonville, identificado por la policía como David Katz, se enojó porque había perdido

0
266

Miami, EU.- La Policía buscaba el lunes los motivos que provocaron el tercer tiroteo masivo en Florida en dos años, el que dejó dos muertos y 11 heridos en Jacksonville, antes de que el atacante se suicidara en un torneo de videojuegos.

Testigos dijeron a medios locales que el hombre armado, identificado por la Policía como David Katz, un sujeto de 24 años de Baltimore, era un jugador que estaba enojado porque perdió en el torneo disputado el domingo, aunque no está claro si conocía a sus víctimas.

Aunque la Policía no identificó a las víctimas, sus familiares dijeron al canal de televisión WJAX de Jacksonville que las dos personas asesinadas eran Eli Clayton y Taylor Robertson, ambos concursantes del torneo de videojuegos.

El diario “Miami Herald” también identificó a las víctimas: Robertson, de 27 años, de Ballard, West Virginia, y Clayton, de 22 años, de Woodland Hills, California.

Robertson fue el ganador del torneo el año pasado y Katz lo ganó el año anterior, informó el “Herald”, citando publicaciones en intenet de familiares y amigos.

La Oficina del Alguacil de Jacksonville dijo que otras 11 personas resultaron heridas por los disparos y que al menos otras dos terminaron lesionadas mientras huían de la escena del ataque el domingo.

La Policía dijo que Katz se suicidó y que su cuerpo fue encontrado cerca de las dos personas asesinadas a tiros en The Landing, un popular lugar de compras y restaurantes junto al río en Jacksonville.

La policía y agentes del FBI allanaron la lujosa casa de Katz, en el sur de Baltimore, a última hora del domingo, dijeron múltiples medios, incluido el Baltimore Sun.

La Policía también incautó el vehículo de Katz estacionado cerca del sitio del torneo.

Este último tiroteo ocurrió en medio de un debate sobre las leyes de armas de Estados Unidos, que se intensificó tras la masacre de 17 personas en febrero en una escuela secundaria en Parkland, Florida.

Hace dos años, un hombre armado mató a 49 personas en el club nocturno Pulse, de Orlando.

Compartir