El Papa cita en el Vaticano a víctimas de abusos en Chile

Francisco convoca a tres personas que fueron abusadas sexualmente por el cura Fernando Karadima, cuya red de protección ha sido investigada recientemente por el pontífice

0
93

Ciudad del Vaticano.-  Tres víctimas de un influyente párroco chileno que durante décadas abusó sexualmente de menores en una iglesia de Santiago aceptaron una invitación del Vaticano para visitar al Papa Francisco a finales de este mes.

“Él (Francisco) nos ha pedido que vayamos a Roma antes que los obispos”, confirmó a medios locales el periodista Juan Carlos Cruz, que junto a James Hamilton y José Murillo han encabezado las denuncias de abusos contra el cura Fernando Karadima, y de encubrimiento contra altas autoridades de la iglesia chilena.

Fernando Karadima, formador de medio centenar de sacerdotes, de los que cinco han llegado a ser obispos, fue condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por los abusos cometidos.

En diversas entrevistas, Juan Carlos Cruz ha señalado que Barros “estaba a mi lado cuando Karadima me tocaba, me besaba” cuando a los 15 años asistía a la parroquia santiaguina de El Bosque, regentada por Karadima.

Según anunció este lunes la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Papa se reunirá con las víctimas el último fin de semana de abril en El Vaticano, semanas antes de su encuentro con los obispos de Chile, para tratar el informe sobre los testimonios que acusan a Juan Barros de haber encubierto los abusos cometidos por Karadima.

Hasta su visita a Chile, el Papa descalificó y consideró “calumnias” las acusaciones contra Barros, que estuvo presente en los actos públicos de su agenda.
“El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar. No hay una sola prueba en contra. Todo es calumnia ¿Está claro?”, respondió Francisco a los periodistas que le preguntaron al respecto el 18 de enero en la ciudad de Iquique.

Sin embargo, ya en su viaje de regreso a Roma mostró algunas dudas y luego envió a Chile al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, a recoger los testimonios de las víctimas.

VIAEFE
Compartir