Por Posta | Provincia
Estados Unidos

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, llamó este viernes a las potencias del Consejo de Seguridad a evitar que la tensión en Siria se convierta en una confrontación de escala global completamente fuera de control.
Durante la sesión celebrada este viernes a petición de Rusia, el titular de la ONU advirtió que Siria representa la amenaza más grave para la paz y la seguridad internacional, por lo que es necesario evitar que la situación escale a un conflicto militar mundial imposible de contener reseñó Expansión.
En mis contactos con ustedes, especialmente con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, he reiterado mi profunda preocupación por los riesgos del estancamiento actual y he subrayado la necesidad de evitar que la situación se salga totalmente de control”, Antonio Guterres, secretario general de la ONU.
El llamado de Guterres sucede luego que el presidente estadunidense, Donald Trump, amenazara con lanzar una ofensiva militar en Siria, como respuesta a un supuesto ataque químico en la comunidad de Duma, que el fin de semana pasado causó la muerte de al menos 43 personas.
Trump advirtió a Rusia sobre la ofensiva, mientras que el gobierno de Moscú indicó que sus tropas en el terreno podrían ser perjudicadas por los misiles estadounidenses, lo que podría provocar una confrontación militar.
Por su parte, Rusia ha expresado que no hay rastros químicos en Duma, y ha sugerido que el supuesto ataque es una conspiración para justificar una intervención militar de Estados Unidos.
Un enfrentamiento militar directo entre Rusia y Estados Unidos se sumaría a una situación ya caótica en Siria, donde tropas del gobierno, terroristas, grupos opositores y separatistas se enfrentan unos contra otros con apoyo de potencias de Occidente, Irán, Turquía e Israel.
“En Siria, vemos enfrentamientos y guerras indirectas que involucran a varios ejércitos nacionales, una serie de grupos armados de oposición, muchas milicias nacionales e internacionales, combatientes extranjeros de todo el mundo y varias organizaciones terroristas”, Antonio Guterres.
El secretario general de Naciones Unidas sostuvo que desde el principio de la guerra en Siria, causando la muerte de al menos medio millón de personas desde marzo de 2011, el mundo ha sido testigo de violaciones sistemáticas del derecho internacional humanitario y los derechos humanos.
Pese al costo humano, los combatientes han sido incapaces de sentarse a negociar un alto al fuego duradero. En ese sentido, Guterres reiteró que “no hay una solución militar para el conflicto. La solución debe ser política.

FuentePosta
Compartir