Proceso de paz se entorpece en Colombia por reincorporación de las FARC: ONU

Las nuevas autoridades de Colombia tienen la responsabilidad crítica de devolver la confianza en el futuro a los guerrilleros, indicó el documento de la ONU

0
299

Bogotá, Colombia.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que el proceso de paz en Colombia se ha visto entorpecido por el recelo en torno a la reincorporación a la sociedad de los exguerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El informe, presentado este jueves ante el Consejo de Seguridad de la ONU, indicó que “ningún proceso de paz está exento de incertidumbre, pero la consecución de la paz en Colombia se ha visto entorpecida por niveles de incertidumbre que han generado recelos profundos”.

Añadió que tales recelos son comprensibles entre los miembros de la FARC que se reincorporan a la sociedad. Tal desconfianza, alertó la ONU, se ha visto exacerbada por prolongados debates sobre la agenda legislativa, el proceso de examen de la Corte Constitucional, y ahora el cambio de gobierno.

Esos cambios han profundizado incertidumbre sobre “las garantías jurídicas, políticas y, en última instancia, de seguridad para quienes han depuesto sus armas y esperan que las instituciones cumplan esas garantías y proporcionen oportunidades socioeconómicas”.

En ese sentido, el documento manifestó que las nuevas autoridades federales de Colombia “tienen la responsabilidad crítica de devolver la confianza en el futuro a los guerrilleros, los jefes de nivel medio y los altos mandos de la antigua guerrilla”.

El texto aseguró que la cuestión no sólo es consolidar el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), sino también de generar credibilidad a efectos de posibles negociaciones futuras con otros agentes armados.

“En un sentido más general, se trata de la esencia misma del principio de la solución negociada de los conflictos armados, que las Naciones Unidas apoyan firmemente”, de acuerdo con el informe.

Bajo ese contexto de incertidumbre, la ONU manifestó que aumentó la violencia en las zonas de conflicto, en particular contra dirigentes sociales y defensores de los derechos humanos.

En una nota positiva Jean Arnault, representante de la ONU para el proceso de paz en Colombia, resaltó la respuesta tanto del actual gobierno como del presidente entrante, Iván Duque, para condenar la violencia contra los luchadores sociales.

“Esperamos que un consenso general se pueda también forjar en torno al reto central de consolidar la paz, que es abordar la combinación de pobreza, violencia y la economía ilegal a la que son sometidos los habitantes de la zonas de conflicto”, dijo Arnault.

Resaltó además que la reinserción social de los antiguos combatientes de las FARC es esencial para la paz, para Colombia, y para que este país sea una fuente de esperanza para procesos de reconciliación en otras partes del mundo.

VIANotimex
Compartir