“Denme ya a mi hijo, mi único hijo, esté como esté”, clama padre de Marco | Provincia

nacionales | México

“Denme ya a mi hijo, mi único hijo, esté como esté”, clama padre de Marco

“Denme ya a mi hijo, mi único hijo, esté como esté”, clama padre de Marco

27 de Enero 2018 | 19:41
Ciudad de México - Por Sin Embargo | Provincia
Un total de 34 mil 270 personas tienen reporte de desaparición en el país, según las últimas cifras disponibles
“Quiero que me entreguen a mi hijo como esté, ya como esté, para acabar con esto. Yo sé que ellos tienen sus métodos, lo golpearon con brutalidad. Ahí en el Metrobús le pegaron un cabezazo con el casco en la cara, son unos desgraciados”, pididó Marco Antonio Sánchez Chávez, padre del jovencito de 17 años que fue subido a una patrulla de la policía capitalina el martes pasado y se encuentra desaparecido.

Hoy a las 13:00 horas los padres del joven Marco Antonio Sánchez Flores acudirán a la Fiscalía antisecuestro de la Ciudad de México a una cita con las autoridades, quienes anoche les informaron que ya tenían a los policías que se llevaron al muchacho.
“Le hablaron a mi esposa que ya los tienen, ella les dijo que no los vayan a dejar ir hasta que digan dónde está nuestro hijo. Le dieron que tienen que respetarles sus derechos humanos, pero ellos no respetaron los derechos humanos de nuestro hijo. Son unos mastodontes, yo sé que se les pasó a mano y lo fueron a tirar quién sabe dónde”, dijo el padre del joven que inicia su cuarto día sin ver al jovencito estudiante de preparatoria.
La madre del muchacho está destrozada, reveló el señor Marco Antonio. El joven es hijo único de la pareja.
“Mi esposa está muy mal, está destrozada, anda que no la calienta ni el sol. Es nuestro único hijo. No puede ser esto que nos está pasando, ya que termine esta zozobra, que nos digan dónde está”, clamó.
La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Miguel Ángel Mancera Espinosa, dio conocer esta mañana, en dos párrafos, que los policías que participaron en la detención del estudiante fueron presentados ante la Fiscalía Antisecuestros.
En una tarjeta informativa, la dependencia informó que los policías de la SSP presentarán los procesos correspondientes para ayudar a esclarecer los hechos ocurridos el pasado 23 de enero. Sin embargo, no se informó cuántos ni quiénes son los elementos implicados.
Tampoco menciona dónde está el joven estudiante de preparatoria.
La investigación de la presunta desaparición del estudiante Sanchez Flores, explicó la SSP, se dio luego de una petición que envió la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).
De acuerdo con Marco Antonio Sánchez Chávez los policías que se llevaron a su hijo fueron cuatro en una patrulla y a bordo de motocicletas.
Sobre lo que sucedió ese día destaca el testimonio de un amigo del joven Marco Antonio que estaba con él, quien vio cómo lo patearon, le dieron un cabezazo con el casco en la cara, lo tiraron al suelo, maniataron, esposaron y lo subieron la patrulla. 
Ese amigo le tomó la última foto que circula y donde se puede ver que Marco Antonio es un muchacho delgado, pelo corto, que iba vestido con un pantalón de mezclilla claro, un suéter azul, y una camiseta negra con gorro.
Marco Antonio Sánchez Flores fue detenido el martes a las 4:30 de la tarde en la estación de Metrobús El Rosario por cuatro elementos de la policía capitalina. El muchacho, acusó en entrevista con SinEmbargo, fue golpeado, subido a una patrulla, pero nunca presentando ante una Agencia del Ministerio Público.
“Mi hijo no es un maleante, está estudiando, le gustan el arte, los museos le encantan, estudió Taekwondo, es cinta negra. Es una zozobra la que tenemos, cuando ellos tienen en sus manos resolver esto, porque ellos saben lo que hicieron. Son días difíciles, con frío y todo; sin dinero”, dijo Marco Antonio Sánchez Chávez apenas ayer, al cumplirse tres días sin el joven, a este medio.
Sánchez Chávez afirmó temer lo peor, pues cree que a los uniformados “se les pasó la mano” con su hijo y  lo dejaron “por ahí tirado”.
Y la incertidumbre por la que atraviesa se fundamenta en que las autoridades “no quieren dar el nombre de los policías que lo detuvieron, ni de las patrullas, ni de las motos que siguieron a las patrullas. Eso es lo que nos inquieta, por algo no lo presentaron”.
La última vez que se supo del joven que estudia en la Escuela Nacional Preparatoria Miguel E. Schulz, la “Prepa 8”, fue el martes cuando se encontraba afuera de la terminal de Metrobús acompañado de un amigo y le pidió a otro joven que pasaba por ahí tomarle una foto con el graffiti de un muro.
“Lo desaparecieron porque son los últimos que tuvieron contacto con él, después de golpearlo lo esposaron y lo subieron a la patrulla. Su amigo que iba con él dice que le dijo a otro muchacho que iba pasando que si le podía tomar una foto. En eso estaba cuando un policía llegó y le dijo: ‘qué, te estás robando’. ‘No, le estoy tomando una foto’, le contestó, pero llegó otro policía y que dijo: ‘sí, sí le está robando’. Entonces mi hijo corrió hacia adentro del Metrobús y ahí fue donde lo agarraron y lo golpearon. Forcejeó, lo maniataron, le pusieron esposas, llegaron los otros y  lo subieron a la patrulla”, recordó el padre.
El amigo que lo acompañaba, sostuvo el señor, les pidió a los policías subirse a la patrulla con el muchacho, pero se negaron y le dijeron que se dirigiera la Agencia 40 del Ministerio Público, ubicada en Azcapotzalco.
“No encontró nada ahí, y se dirigió a la de 22 de febrero que está adscrita en Azcapotzalco [Coordinación Territorial Azcapotzalco 2] y no lo halló. Entonces fuimos a buscarlo, pensamos que era algo sencillo, pero en ningún lado lo encontramos. En la 22 de febrero estaban renuentes, no nos quisieron levantar un acta. De ahí llamaban por radios a las patrullas y nos dijeron que ya lo habían soltado, pero no dijeron ni dónde ni cómo”, narró.
El padre del joven aseguró que en la Coordinación Territorial Azcapotzalco 2 se negaron a levantar un acta argumentando que debían pasar 48 horas. Y acusó que ahí le cuestionaron sobre “si el chamaco no se iría con la novia”.
La madre de Marco Antonio Sánchez Flores realizó la denuncia de hechos extraviado/ausente ante el Centro de Atención de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México que quedó archivada en la carpeta de investigación CI-E-DGAVD/CAPE/UI-2 S/D/00242/01-2018.
TEMOR POR LA SUERTE DEL JOVEN
El padre del muchacho no deja de repetir el temor que tiene de que a su hijo lo hayan golpeado y abandonado por ahí. Hasta el momento, dijo, las autoridades capitalinas tratan de ubicar la ruta que siguió la patrulla que se lo llevó, pues las cámaras de vigilancia aledañas al Metrobús El Rosario no sirven.
“Me dice mi esposa que ya declaró uno de los policías pero, ¿dónde están los otros?, ¿por qué los encubren? Nos urge saber el nombre de estas gentes, son delincuentes con uniforme; eso es lo que nos preocupa, porque al no presentarlo a la delegación es que se les pasó la mano, lo golpearon y tan mal estaba que ya no lo llevaron. Quién sabe a dónde lo fueron a tirar”, insistió Sánchez Chávez.
Marco Antonio agregó que la policía del Metrobús El Rosario tampoco levantó ningún informe sobre los sucedido.
“Ellos saben bien lo que hicieron. ¿Dónde lo vamos a buscar nosotros?, ¿dónde lo tiraron? Ya le dimos reporte a la Universidad, ya se movió el director de la Prepa 8, el jurídico. Los rumores es que los policías están al acecho de los jóvenes que andan por ahí, los sorprenden y los extorsionan. Lo que no entiendo, ¿por qué a nuestro jóvenes?, ¿por qué no se enfrentan a la delincuencia como debe de ser? Con ellos sí son muy valientes y con los delincuentes tiemblan”, reclamó.
Los policías de varios estados del país se han visto involucrados en la desaparición de jóvenes. Muchas veces entregan a las víctimas a grupos del crimen organizados o en medio de tortura los han privado de la vida. El caso más reciente es el del plagio y tortura de siete jóvenes en Chilpancingo, Guerrero. Hoy dos de ellos siguen sin aparecer.
Un total de 34 mil 270 personas tienen reporte de desaparición en el país, según las últimas cifras disponibles.
Comparte este artículo