Creador de prototipo para prevenir osteoporosis impulsará su proyecto | Provincia

tecnologia | ciencia

Creador de prototipo para prevenir osteoporosis impulsará su proyecto

Creador de prototipo para prevenir osteoporosis impulsará su proyecto

5 de Enero 2018 | 16:48
Ciudad de México - Por Notimex | Provincia
Este prototipo mide 14.5 centímetros de altura por 30 de lado, es una cajita que se puede llevar a todos lados
Miguel Ángel San Pablo Juárez, alumno del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Querétaro, del IPN, iniciará en este 2018 la capacitación en emprendimiento empresarial para impulsar el prototipo que creo para pre determinar el padecimiento de la osteoporosis.
En entrevista con Notimex, este joven estudiante del Instituto Politécnico Nacional, que se tituló de doctorado con este proyecto que le llevó cuatro años, confía en que pronto su prototipo sea considerado, pues al ser portátil y electrónico, se podrá utilizar en beneficio de las personas para prevenir o tratar a tiempo esta enfermedad, y por los hospitales que no cuentan con equipos de Rayos X.
Informó que es un tomógrafo que mide el coeficiente poroso en hueso in vivo y trabaja con la técnica de Tomografía de Impedancia Eléctrica (TIE).
“Es un prototipo no invasivo con el propósito de prediagnosticar y determinar qué pacientes se canalizarán con un especialista con una alta probabilidad de padecer osteoporosis o un grado de osteopenia”, explicó.
Es por ello, que para lanzar este proyecto, en el 2018 empezará la capacitación en el Centro de Incubación de Empresas de Base Tecnológica del IPN, para hacer el emprendimiento de negocios y aprobación de normas.
El asesor de su tesis fue el doctor Eduardo Morales Sánchez, que es profesor e investigador del CICATA, a quien le agradece su apoyo e impulso para sacar adelante este prototipo, el cual se hizo en el área de investigación en mecatrónica.
San Pablo Juárez reconoció que falta mucho por hacer para que esto pueda salir al mercado nacional, pues se necesita todavía hacer las pruebas en seres humanos y hacerle las pruebas para las normas clínicas y sanitarias, y que sea aprobado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).
Indicó que el invento está a nivel experimental y acaba de ganar el premio, de este año, “Soluciones para el Futuro”, que organiza el IPN, y también obtuvo el premio del primer lugar en el Congreso Nacional de Ingeniería Biomédica, en el concurso de innovación.
Destacó el talento de los estudiantes mexicanos, pero explicó que, a veces, “todo lo que hacemos se va quedando, se deja ahí en el olvido, y pues considero que se debe tener un poquito de más interés y no dejar nuestros proyectos. Porque, empezamos con algo pequeñito y si lo culminamos puede ser muy importante para los mexicanos”.
Por ello, pide el apoyo motivacional y económico de instituciones y empresas para impulsar estos proyectos, pues explicó que en los postgrados se tienen apoyos económicos pero no se tiene motivación, y en los niveles superior están motivados los jóvenes pero no hay apoyos económicos para sus proyectos.
Explicó que este prototipo mide 14.5 centímetros de altura por 30 de lado, es una cajita que se puede llevar a todos lados. “El plus es que es portátil y ahí viene la innovación tecnológica de usar estas nuevas técnicas”.
Aseguró que el dispositivo es novedoso porque nadie en el mundo había aplicado el sistema TIE en la detección de osteoporosis “y nosotros lo logramos, además no usa radiaciones ionizantes”.
“El aparato trabaja por medio de calcular un valor numérico que representa un coeficiente poroso normalizado, por medio del cual se relaciona directamente el grado de porosidad que existe en el hueso”, detalló.
Señaló que el prototipo cuenta con 16 electrodos que se conectan alrededor de una extremidad (pierna o brazo), aunque también en muñeca, tobillo o cadera, pero se necesitaría hacer modificaciones en el dispositivo y explicó que se inyecta una pequeña corriente eléctrica a baja frecuencia que no causa dolor.
“Prácticamente no se siente, y se ponen en la parte externa de la piel, similares a los electrocardiogramas o electromiografías. Otra intención del tomógrafo no es sustituir el diagnóstico por rayos X, sino tener un instrumento que pueda ser portable y se traslade a lugares de difícil acceso”, dijo.
Aseguró que es una técnica de prediagnóstico y está enfocada para los mexicanos, ya que no se tiene una cultura de la prevención, pero se atribuye a que el costo de un estudio para detectar osteoporosis es económicamente elevado.
Además, tiene la posibilidad de generar 16 imágenes que conforman un corte transversal para visualizar el área medida. Este número se compara en una escala de rayos X, la cual da la pauta para determinar el grado de porosidad del hueso y así medir el índice de desmineralización ósea.
Apuntó que con el uso de este dispositivo se reduciría un 50 por ciento el costo en comparación con los rayos X y esto impulsaría a la sociedad a realizarse estudios preventivos.
Finalmente, comentó que la osteoporosis, considerara una epidemia silenciosa, tienen 8.9 millones de personas en el mundo y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el país la padecen 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 8 hombres mayores de 50 años, y estas personas no se dan cuenta hasta que presentan una fractura.
La Fundación Internacional de Osteoporosis estima que en los próximos 20 años en México se va incrementar los casos de osteoporosis, y que la presencia de este padecimiento puede derivar en incapacidad total de movimiento, fracturas secundarias, mucho dolor y una posible muerte a los pocos meses de haber presentado la primera fractura.
Comparte este artículo