Cuestión de credibilidad | Provincia

Foro Provincia

Cuestión de credibilidad

Cuestión de credibilidad

1 de Diciembre 2017 | 14:45
Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
Serendipia
Después de la primera gran decisión tomada por el presidente rumbo a la elección del 2018, tenemos que los mercados financieros recibieron aparentemente con buenos ojos el destape del ex secretario de hacienda Meade para lograr la candidatura por el PRI a la Presidencia. El tipo de cambio, siendo uno de los termómetros más claros del sentimiento financiero internacional, prácticamente se ha mantenido sin mucho movimiento; y más aún, y como una prueba de confianza al país, ha sido la nominación de Alejandro Díaz de León para presidir el Banco de México, tal cual lo comenté en esta columna el 17 de noviembre pasado.
Quizás y el mercado ya había descontado las nominaciones de Meade y Díaz de León y lo vimos reflejado en los últimos días en donde la cotización peso-dólar paso de 19.27 a estabilizarse en los 18.50. Por otro lado, pudiéramos llenar toda una lista de factores de por qué el posible candidato del PRI atrae esta tranquilidad financiera y eso es: credibilidad. Pero pareciera que la euforia ha llegado muy temprano cuando todavía falta que gane en las urnas el 1 de julio de 2018, o bien en el proceso jurídico post electoral. 
Pero para los principales actores del medio financiero ha quedado claro que por lo menos habrá la posibilidad de un candidato con conocimiento y experiencia para dirigir de manera sensata y equilibrada al país. Dicho de otra manera sin irse a los extremos populistas que han empezado a mostrar los otros posibles candidatos. 
¿Qué seguiría?
Que esa credibilidad acumulada en más de 15 años de experiencia de funcionario de alto nivel se transmita al público en general y contagie a las masas para que en las urnas se vea reflejada. Los primeros avances se demostrarán si al pasar de los meses la intención de voto por el partido que representa sube. Y no solo que suba, sino que le reste a AMLO, cosa que no es tan sencilla. 
¿Cómo hacerlo?
Si la mayoría de la población en México no está acostumbrada a discursos técnicos de alto nivel intelectual financiero, económico, fiscal, etc., tendrá que hacer un discurso persuasivo y sutil que probablemente nos llevará por caminos conocidos en donde lo más fácil será recurrir a demostrar de nuevo el peligro que representa la oposición en caso de llegar al poder. En otras palabras, a que aceptemos quedarnos en el barco que estamos e intimidarnos si damos un brinco al barco del populismo de izquierda o al barco de mercenarios de todos los colores, que pareciera que anda naufragando. 
¿Cuál es el problema?
Que la mayoría de la población está enfadada con la administración y partido actual por el gran número de escándalos que se han dado de todo tipo; y los que pudieran aún ventilarse. Para contentar al votante sin adherencia tendrá que eliminar la percepción negativa y después generar la positiva. Digamos que la carrera la inicia en el kilómetro menos 10  y esos son los difíciles o cruciales. Después remontar y alcanzar al puntero.
En conclusión, lo positivo al momento es su persona, trabajo y credibilidad de varios años. Lo negativo, el partido que le tocó abanderar. Pero en México, ¿qué partido tiene credibilidad?
El presidente supo jugar bien sus cartas y lo sabía: proponer al mejor candidato independientemente de todo.
Carlos Pfister es ex Secretario de Desarrollo Económico y Director General de Promofin.
@carlospfister
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
33 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo