Dedican antología en Roma al artista chino El hombre invisible | Provincia

cultura | Artes & Vida

Dedican antología en Roma al artista chino El hombre invisible

Dedican antología en Roma al artista chino El hombre invisible

2 de Marzo 2018 | 15:24
Roma, Italia. - Por Notimex | Provincia
Bolin es célebre por su capacidad de mimetizarse en los ambientes que lo rodean, gracias a la técnica de la fotografía unida con el “body painting”
Liu Bolin o “The invisible man” ("El hombre invisible") es protagonista de una muestra inaugurada en el museo del Victoriano de la capital italiana, en la que se relata toda la historia creativa del artista chino.
Bolin es célebre por su capacidad de mimetizarse en los ambientes que lo rodean, gracias a la técnica de la fotografía unida con el “body painting”.
Titulada “Liu Bolin. The invisible man”, la exhibición incluye 72 obras que documentan el nacimiento y el desarrollo de ese lenguaje muy personal, fruto de una mezcla de pintura y fotografía, pero también de performance e instalaciones, que da a la obra del artista un toque completamente original.
“Mi formación es de escultor, pero cuando en 2005 el gobierno destruyó mi estudio, comprendí que con la escultura no habría podido describir mi sentimiento de rebelión. Tenía solamente el cuerpo y ningún otro instrumento”, explicó el creador durante la presentación de la muestra a los medios.
Y es que su obra de “camuflaje” inició justamente cuando en 2005 el gobierno chino decidió destruir el barrio Suojia Village de Pekín, donde Bolin -como otros muchos artistas- tenía su taller, para darle otro destino urbanístico.
Como acto de rebelión, Bolin se mimetizó entre las ruinas y se hizo fotografiar, con lo que inició una protesta silenciosa a través de su presencia corpórea.
“Liu Bolin se convierte en parte de las ruinas de su propio taller, al mostrar el alma del lugar perdido a través de la propia figura que se confunde con las ruinas”, explicó el curador de la muestra, Raffaele Gavarro.
Ése, añadió, fue el inicio de un ciclo que tomó el nombre significativo de ‘Hiding in the city’ (Escondido en la ciudad), que no es otra cosa que un viaje por China, que comprende lugares emblemáticos, problemáticas sociales o identidades culturales.
Y fue a partir de esa imagen que inició una carrera que dura ya 13 años, y en la que Liu Bolin se ha hecho fotografiar ante los más importantes monumentos del mundo, pero también frente a librerías o supermercados, obras de arte, montañas de basura o entre los inmigrantes.
“En estos 13 años he intentado comprender la interacción entre el hombre y la realidad, buscando dar una voz a la espiritualidad”, confirmó el artista.
Según Gavarro, en imágenes aparentemente simples Lou Bolin es capaz de esconder mensajes sociales en una síntesis de múltiples lenguajes como la pintura, la instalación y la fotografía.
“Su obra es sin duda política porque está conectada con una idea de conocimiento. Él mismo pasa a formar parte de las cosas, en un intento de interpretar silenciosamente el mundo contemporáneo”, añadió.
La muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 1 de julio, está dividida en siete secciones temáticas que van desde la original “Hiding in the City”, hasta “Hiding in Italy” (Escondido en Italia), en la cual el artista se sumerge en lugares simbólicos italianos, como el Coliseo, o monumentos de Venecia, Verona o Milán.
La tercera sección se llama “Hiding in the rest of the world” (Escondido en el resto del mundo) en la que el Liu Bolin es fotografiado en Londres, París, Nueva York, Nueva Delhi y Bangalore.
En las etapas de ese itinerario, que aún no ha finalizado, el artista afronta de manera neutral temas sociales de actualidad, como el frenesí del consumismo que emerge en otra sección, titulada “Shelves” (Estantes), o la cuestión de la migración en la sección llamada “Migrants”.
La sexta sección es titulada “Fade in Italy” (Desvanecerse en Italia), donde su figura “desaparece” entre la comida, el vino, la cultura, la moda o el mito de la Ferrari.
En la sección “Cooperations” presta su lenguaje creativo a algunas de las marcas mundiales más importantes de la moda, como Valentino, Lanvin, Jean Paul Gaultier y Angela Missoni, hasta convertirse en protagonista de la campaña de comunicación de la casa francesa Moncler.
Comparte este artículo