Dilema en hospital que recibió paciente inconsciente con tatuaje de “No resucitar” | Provincia

curiosidades | WTF!

Dilema en hospital que recibió paciente inconsciente con tatuaje de “No resucitar”

Dilema en hospital que recibió paciente inconsciente con tatuaje de “No resucitar”

2 de Diciembre 2017 | 2:08
Ciudad de México - Por LópezDóriga | Provincia
Ochenta por ciento de pacientes estadounidenses de Medicare desean evitar la hospitalización y cuidados intensivos durante fases terminales
Un peculiar dilema ético se vivió entre el personal médico del Jackson Memorial Hospital, en Miami Florida, luego de que recibieran inconsciente a un paciente de 70 años que presentaba un elevado nivel de alcohol en la sangre y quien lucía la frase: “DO NOT RESUSCITATE” (No resucitar) tatuada en el pecho.
El hecho se da en el marco de un conflicto legal en el que 80 por ciento de pacientes estadounidenses de Medicare “desean evitar la hospitalización y los cuidados intensivos durante la fase terminal de una enfermedad”.
En el reporte médico publicado por la revista New England Journal of Medicine, se narra que la aparente Orden de No Resucitar (DNR), fue ignorada inicialmente por los doctores, quienes consultaron al equipo de ética del nosocomio, mismos que tuvieron una opinión diferente respecto de la leyenda en el pecho del paciente.
“Los consultores de ética nos recomendaron que respetemos el tatuaje de no resucitar (D.N.R.) del paciente. Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica”, se lee en el informe.
La aparente fácil decisión de atender al hombre se tornó complicada ya que conocían de un caso en 2012 en que a un paciente de 59 años que tenía un tatuaje de “D.N.R.” en el pecho, se le preguntó la razón por la que tenía el tatuaje, a lo que respondió a los médicos que había “perdido una apuesta jugando al póquer”, según un informe en el Journal of General Internal Medicine.
Luego de esto los doctores intentaron comunicarse con familiares del hombre de 70 años para determinar si el tatuaje realmente representaba su voluntad.
Transcurrieron varios minutos en incertidumbre hasta que decidieron ayudar al paciente con antecedentes de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes y arritmia.
El estado de Florida exige que las órdenes de no resucitar se impriman en papel amarillo y estén firmadas por un médico.
El hombre que no se identificó públicamente, murió a la mañana siguiente.
Comparte este artículo