El tiempo se agota | Provincia

Foro Provincia

El tiempo se agota

El tiempo se agota

7 de Mayo 2018 | 15:53
CDMX - Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
….impartir órdenes es más difícil que obedecer. Y no sólo porque quien manda lleva consigo el peso de todos los que obedecen, sino porque ese peso fácilmente termina aplastándolo.
Friedrich Nietzsche
El tiempo se agota
A 55 días de la elección presidencial todo parece indicar que se necesitarán varias estrategias políticas, cupulares y acuerdos de todo tipo para hacer subir en los ánimos de los votantes a los candidatos que se encuentran actualmente en la segunda y tercera posición para poder competir contra el puntero. 
La imaginación o desesperación ha llevado a algunos analistas y alguno que otro representante social o líder empresarial a proponer la declinación de candidatos como una forma de alcanzar al puntero. La realidad es mucho más compleja que una simple declinación. Los únicos que estarían en posibilidad o que deberían de hacerlo serían los más rezagados, es decir los independientes, que su actuación en el primer debate fue la que amenizó el evento y llenó de memes las redes sociales ya sea por el nerviosismo de la ex primera dama o por las bravuconadas del bronco.
Lo que buscan muchos actores preocupados por el posible triunfo de Morena es aglutinarse en torno a un solo grupo o candidato que pueda enfrentar a Andrés Manuel. Dicho en otras palabras, se busca en esta elección hacer un simulacro de segunda vuelta presidencial. Dado que AMLO al parecer tendría arriba del 40% de las preferencias se buscaría unir a todos los otros candidatos para detener su propuesta de nación. Desde el punto de vista matemático suena sencillo pero la realidad no funciona así.
Declinar significa reconocer no tener la posibilidad de ganar y en consecuencia debilitaría también a todos los candidatos a cualquier otro cargo de elección popular de ese partido para diputado, senador, presidente municipal o gobernador. Por tal motivo los partidos y sus candidatos tendrán que competir hasta el último minuto para ganar el mayor número de posiciones a nivel federal, estatal y municipal y continuar teniendo representación en las cámaras y los estados. Así funciona la democracia y la diversidad partidaria e ideológica.
Quizás el resultado en este 2018 pudiera ser muy diferente para los que buscan que por cualquier camino o forma no llegue Obrador a la presidencia; ya sea por la vía normal de los votos o por la vía jurídica. Hay que recordar que lo que algunos buscan unir ahora por la vía de la declinación ellos mismos lo separaron, ya que tanto Meade, como Anaya y Margarita vienen del mismo grupo que ha gobernado en los últimos 18 años. Efectivamente, si las disputas, traiciones y rencores no hubieran salido a flote pudiera haber habido un solo candidato en estos momentos con otro 40%  que representara la continuidad a las reformas y a los avances bien logrados hasta el momento. Pero no es así, están separados y fragmentados. Y para muchos en caso de haber una declinación en este grupo preferirían votar por AMLO. Ahí radica la complejidad de la declinación; quizás ayudaría a que el candidato puntero gane con una mayoría contundente superior al 50%.
El tiempo se agota y cada vez se ve más lejana la posibilidad de unir estos tres grupos en una sola figura; y no tanto por el hecho de la declinación, si no por la falta de liderazgo para apasionar a los votantes y hacerles ver que la continuidad del modelo económico es la mejor opción. 
Por otro lado, en la tienda de enfrente tenemos a un líder social que aglutina además de los suyos a los olvidados del PRI, PAN, PRD, Nueva Alianza, Verdes, etc. Diría algún “intelectual” de manera despectiva: “es que son resentidos sociales”. Pudiera ser, pero nos guste o no en esta elección cada vez se ve más claro un voto de resentimiento social por el olvido de la clase gobernante a sus ciudadanos principalmente en temas como seguridad y corrupción que afectan tanto a ricos como a pobres. En el tema económico funciona diferente, ya que al que le va bien, le gustaría seguir como está; y al que le va mal, qué más le da apostar por otro modelo económico, quizás les va mejor si cambia y muchos votantes están dispuestos a hacerlo. Ya veremos después del 1 de julio si todas las promesas de unos y otros se cumplen. 
Carlos Pfister es ex Secretario de Desarrollo Económico y Director General de Promofin

Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
50 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo