La encrucijada | Provincia

Foro Provincia

La encrucijada

La encrucijada

13 de Noviembre 2017 | 15:13
Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
Oxímoron
Reiteradamente se lee y se escucha en diferentes medios que el presidente disfruta cuando lo cuestionan sobre quién será el elegido para contender por su partido a la próxima elección presidencial. Entre risas y optimismo da respuestas tan ambiguas e imprecisas que alimentan el ánimo y especulación de columnistas y cronistas. Parece ser que la estrategia funciona ya que al estar posicionados en tercer lugar, según las encuestas, hacen presencia en todos los medios. Incluso algunos han sugerido no dudar de su colmillo largo y afilado en temas electorales, es decir, es elevado a una especie de semidiós electoral. 
Y sí, difícilmente se puede poner en tela de juicio; llegar a ser gobernador y presidente en México no cualquiera. Y menos de un partido con estructura tan piramidal y jerárquica como el PRI. Varias figuras relevantes lo quisieron lograr y no pudieron; él sí.
Qué bien que lo disfrute, quizás son las últimas decisiones relevantes o trascendentes antes de comenzar a entrar en el olvido de los aduladores y amantes del presupuesto. Seguirá posteriormente el proceso normal de cada expresidente de bajar de la nube y volver a sentirse humano. Ya los chistes no los reirán todos, ni habrá alabanzas exageradas.
Una vez tomada la decisión los reflectores se irán sobre el ungido y comenzará el proceso de medir si tiene los ímpetus y bríos para ganar. De no ser así el apoyo se irá incluso con los otros partidos o coaliciones. Las moscas buscarán otra flor.
Lamentablemente para los que apuestan por algún candidato y buscan obtener los favores del sistema político mexicano y su permisible corrupción no la tienen tan fácil como en otros sexenios. Todo parece indicar que será una carrera cerrada de varios candidatos y no necesariamente por ser muy buenos perfiles, sino todo lo contrario: no hay a cual irle.
Pero en fin, las leyes electorales están hechas para que exista un ganador sea cual sea: bueno o malo, con chapuza o sin ella, con elección de estado o legítima.
Los grupos de poder, que buscan beneficiarse de ser cercanos al nuevo presidente, tendrán que analizar muy bien el escenario y definir su apoyo a tiempo. Independientemente que con recursos económicos apoyen a todos, no es lo mismo que definan su postura y se decanten por alguno de los suspirantes abiertamente.
En los últimos sexenios ha habido varios grupos que han elegido de manera incorrecta y se han ido quedando al margen de los grandes proyectos y obras. Incluso algunos han sido afectados con el proceso de reformas y cambios vividos en México en los últimos 18 años.
Dar un viraje al proyecto antagonista de la izquierda pudiera ser una apuesta muy riesgosa. De no llegar a ganar quedarían catalogados de pertenecer al grupo rijoso y difícilmente se puede regresar al club del poder. Pero por otro lado es el candidato que sigue arriba y con más probabilidades de triunfo. Aunque pudiera ser que aún ganando en número de votos no llegue a ser embestido como presidente; eso sí sucede y sucede en México.
Quedarse con el grupo actual y defender la continuidad es jugarle al partido con más negativos y menos reconocimiento ciudadano; pero por otro lado sigue siendo el grupo más poderoso, con presencia en todo el país, con una red clientelar y social fuerte y con el elemento más importante quizás para el 2018: el árbitro electoral está en la bolsa. Es decir, con las instituciones a su favor: INE, FEPADE, tribunal federal electoral, institutos electorales locales, etcétera.
Entonces, ¿a quién apostarle?
Sin duda será una decisión difícil para los interesados, todos llevan sus pros y sus contras. Varios se juegan su futuro económico de los próximos seis años.  
A la hora de votar todas son promesas; a la hora de cumplir todas son excusas
Carlos Pfister es exsecretario de Desarrollo Económico y director general de Promofin.
@carlospfister
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
27 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo