Lejos del poder absoluto | Provincia

Foro Provincia

Lejos del poder absoluto

Lejos del poder absoluto

30 de Octubre 2017 | 10:38
Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
Oxímoron
Si de poder y autoridad queremos hablar es necesario comentar lo sucedido el miércoles de la semana pasada en China.
Se refrendó como líder supremo a Xi Jinping: fue renovado como secretario general del Partido Comunista,  nombrado jefe de la Comisión Militar Central y su nombre fue inscrito en los estatutos del Partido. En pocas palabras fue consagrado a nivel de Mao Zedong, considerado padre de la actual República Popular de China.
Considerada la segunda economía a nivel mundial y generadora de alrededor del 22% del Producto Interno Bruto mundial, podría llegar en el año 2025 a la supremacía económica mundial. Además cuenta con uno de los programas militares y espaciales más agresivos a nivel internacional.
Desde que Xi Jinping llegó en 2012 como Secretario General y líder absoluto de la nación más poblada ha ido cohesionando en torno a su figura a los diferentes intereses y personalidades tanto dentro del partido comunista como de los empresarios  y la ciudadanía en general. De pocas palabras, de mano dura y firme se ha convertido en un líder visionario que busca llevar a China a convertirla en la nación hegemónica mundial no solo en lo económico, sino en lo político.
La estrategia internacional de China en los últimos 25 años la ha llevado hacer fuertes inversiones no solo en el sureste asiático y Medio Oriente, sino en centro y Sudamérica, África, Oceanía y Europa. Ha hecho fuertes relaciones comerciales y políticas; incluso con Rusia, India y Pakistán que son naciones con fuerte armamento nuclear. Por otro lado es el único aliado de Corea del Norte y a través de su frontera fluye el apoyo económico.
Por otro lado y regresando a este lado del Océano Pacífico, tenemos a nuestro vecino del norte, el cual, sigue siendo la potencia económica y nuclear número uno, pero dirigida por un líder que lejos de llevar a la unidad interna de su país ha hecho el esfuerzo requerido para distanciar y generar conflictos y disputas entre los ciudadanos e inclusive dentro de su propio partido.
A nivel internacional y a pesar de seguir siendo uno de los proveedores principales de inversión extranjera privada, han comenzado a mermar las relaciones y a generar disputas con sus aliados comerciales históricos. De la misma manera, han comenzado a tratar de restar importancia a las organizaciones internacionales como la ONU y OTAN, creadas después de la Segunda Guerra Mundial como un medio de conciliación y resolución de conflictos, así como de apoyo y colaboración.
De seguir con esta política interna y externa, de anteponer por la vía del conflicto y la disputa cualquier negociación, estará dejando el camino libre a China para sustituir esta carencia de liderazgo mundial. China se ha estado preparando firmemente para tomar esta posición.
La historia se repite con sus matices; pero podemos dar como un hecho que la soberbia y arrogancia tanto de las naciones como de los individuos es el principio de la caída. Parece ser que nuestro vecino ha decidido tomar ese camino. 

Carlos Pfister es exsecretario de Desarrollo Económico y director general de Promofin

@carlospfister
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
27 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo