Los rusos, ¿y los americanos? | Provincia

Foro Provincia

Los rusos, ¿y los americanos?

Los rusos, ¿y los americanos?

5 de Febrero 2018 | 16:17
Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
Oxímoron
Hace aproximadamente dos meses  comentábamos en esta columna (La intervención extranjera, publicada el 4 de diciembre de 2017) que se avecinaba para este año el tema de la famosa intervención rusa en las elecciones presidenciales mexicanas. No había mucha ciencia para pronosticar que este hecho se iba a estar difundiendo en los diferentes medios para beneficiar o perjudicar a un candidato. 
No tuvimos que esperar mucho tiempo para que ya estuviera el tema en algunos titulares. Creo que es importante detenernos a entender, aunque sea de manera efímera, el impacto que se busca. Recapitulando algunas ideas, el tema intervención extranjera en México genera repudio prácticamente a cualquier ciudadano, independientemente que país esté interviniendo. Para el caso de México, es un hecho que en cada elección presidencial existe el interés por parte de algunas naciones y grupos privados con intereses comerciales y políticos que buscan contacto e incidencia en la elección. Negarlo sería querer tapar el sol con un dedo. 
Quizás de las últimas 5 elecciones presidenciales en México, este tema no era relevante en las campañas, probablemente porque había suficientes temas internos para utilizar a favor o en contra de algún candidato. En este proceso electoral prácticamente no hay muchos temas que calienten el escenario electora aun. Teniendo a un candidato puntero, que a pesar de que en cada elección se le atribuyen los peores defectos y en caso de llegar a ganar el vaticinio sería catastrófico para México, sigue apareciendo con más del 30% de las intenciones de voto. Por lo tanto los estrategas electorales de los precandidatos que no están adelante en las encuestas necesitan reducir la ventaja con el puntero.
¿Qué hacer entonces?
Sencillamente llevar al escenario el misterioso y temido caso de una intervención rusa en las elecciones. El escenario es perfecto, y en un país en donde se presenta cualquier modalidad de crimen o delito, este sería el momento ideal para difundir que los rusos manipularán las elecciones de manera muy sofisticada. Tan sofisticada que nadie se dará cuenta. 
A tal grado ha llegado esta situación que ya algunos senadores estadounidenses (Marco Rubio, Bob Menéndez y Tim Kaine) pidieron a su secretario de estado Rex Tillerson que “proteja” a México de semejante atrocidad. El secretario Tillerson en su visita a México hace unos días alertó al país sobre esta posible intervención rusa en las elecciones. ¿A caso esta “protección y alerta” no es una intervención?
El sofisticado modelo electoral mexicano ha sido reconocido y copiado en otros países; y aun así hemos tenido elecciones con resultados dudosos. Quizás deberíamos preocuparnos más por nosotros mismos.
Sin ir muy lejos, ni cruzar el continente, es obvio que en este país no habrá un presidente que no sea avalado por nuestro vecino del norte, aunque intervengan o quieran intervenir otras naciones. Si de alguien dependemos política y económicamente es de Estados Unidos. Por más que diseñemos discursos que lo hagan ver de manera diferente, en la elección del primero de julio, más allá de una misteriosa intervención rusa habrá la anuencia y aceptación de Estados Unidos por algún candidato. No se necesita ser erudito para entender, y más en la era Trump, que lo que suceda en México le interesa de sobremanera a los americanos. Y no es por cuestión humanitaria, ni amor al prójimo; simplemente somos el segundo socio comercial, proveedor de mano de obra, vecino con más de tres mil kilómetros de frontera entre otros asuntos. 
¿Qué candidato tendrá la luz verde de Estados Unidos? La respuesta no es tan fácil como parece.
Carlos Pfister es ex Secretario de Desarrollo Económico y Director General de Promofin.
@carlospfister
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
50 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo