Mantiene impopularidad el muro fronterizo de Trump | Provincia

mundo | internacionales

Mantiene impopularidad el muro fronterizo de Trump

Mantiene impopularidad el muro fronterizo de Trump

13 de Marzo 2018 | 5:22
Estados Unidos - Por Notimex | Provincia
Un 60 por ciento de los adultos dijo a CBS que se oponen a la construcción de una nueva barrera física en la frontera de Estados Unidos y México
En vísperas del primer viaje de Donald Trump a la frontera para inspeccionar los prototipos del muro, seis de cada 10 estadounidenses coinciden que el proyecto es una mala idea.
Así lo señaló este lunes un sondeo de la cadena CBS, realizado por teléfono entre el 8 y el 11 de marzo, entre mil 223 adultos.
Un 60 por ciento de los adultos se oponen a la construcción de una nueva barrera física en la frontera de Estados Unidos y México, frente a un 38 por ciento que favorecen el proyecto, con un costo estimado de 18 mil millones de dólares.
Entre los estadounidenses que se identifican como demócratas, la oposición a la valla se eleva a 77 por ciento.
En contraste, 88 por ciento de los militantes republicanos apoya la idea; entre los independientes, el rechazo al muro es del 61 por ciento.
Trump tiene previsto visitar mañana martes los ocho prototipos del muro fronterizo en la zona de San Diego, en medio de versiones de prensa de que el mandatario podría usar la ocasión para montar una especie de show televisivo para anunciar al prototipo ganador.
La administración Trump solicitó el mes pasado al congreso un presupuesto de 25 mil millones de dólares para la seguridad fronteriza, 18 mil millones de los cuales corresponderían al proyecto de construcción de un muro en un lapso de 10 años.
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) completó la construcción en San Diego, de los ocho prototipos del muro, cuatro de concreto y 4 de otros materiales, para la frontera con México.
La encuesta de CBS mostró por otra parte que el público estadounidense está dividido sobre la política del gobierno federal hacia las llamadas ciudades santuario, que se rehúsan cooperar con las autoridades federales para retener a inmigrantes indocumentados.
Un 48 por ciento del público estadounidense considera que las ciudades deben tener la prerrogativa de elegir cómo tratar a los inmigrantes, sin embargo, un 47 por ciento sostiene que deben cumplir con las acciones federales.
De la misma forma, los adultos se encuentran divididos sobre si el gobierno federal o los estados deben de tener la última palabra en la aprobación de leyes sobre migración.
Un 48 por ciento del público considera que se trata de un derecho exclusivo del gobierno federal, pero un 45 por ciento cree que les corresponde a los estados del país.
Un sondeo sobre el mismo tema, realizado hace ocho años, muestra que se ha incrementado el número de la proporción de estadounidenses que consideran que la política migratoria debe ser manejada en exclusiva por el gobierno federal.
Comparte este artículo