Propuestas vs popularidad | Provincia

Foro Provincia

Propuestas vs popularidad

Propuestas vs popularidad

21 de Mayo 2018 | 13:28
CDMX - Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
En la aún joven democracia mexicana se ha logrado que cada vez más mexicanos se involucren en mayor medida en los procesos electorales. Particularmente en este 2018 muchos ciudadanos estamos atentos a las propuestas de los candidatos, lo cual nos fortalece como país o por lo menos no dejamos que otros decidan por nosotros.
Los récords de audiencia de los últimos dos debates presidenciales nos dan un claro indicativo que a la ciudadanía le interesa conocer a quién vamos elegir como presidente. En este proceso de elegir al más competente debemos hacer a un lado las descalificaciones e identificar entre las propuestas reales y factibles de los inventos y las improvisaciones. 
En una innovadora forma de presentar propuestas y contrastar ideas, el día de ayer pudimos conocer un poco más a profundidad el conocimiento que tiene cada candidato de México; así como de la visión, habilidades y experiencia para dirigir a la onceava economía más grande a nivel mundial. 
Sin sesgos,  favoritismos o fanatismos de uno u otro color, cada quién sabe quién o quienes tienen en realidad la capacidad de dirigir al país de manera ordenada y no disruptiva. Lamentablemente el 1 de julio el voto pudiera ir en otro sentido por mera cuestión de popularidad o enojo. 
No cabe duda que en el tema económico y social solo hay dos propuestas: ¿debemos continuar el modelo y arreglar los temas pendientes principalmente de distribución de la riqueza y corrupción? O bien, ¿se debe dar un golpe de timón y modificar el plan de vuelo que se ha llevado en casi 30 años?
De las dos propuestas podemos demostrar con datos duros las ventajas y desventajas de una u otra. Pero es indudable que cambiar el plan y dar un giro de 180 grados nos llevaría necesariamente a meter un freno a lo que se ha construido. Y no necesariamente quiere decir que está mal cambiar de rumbo, pero mínimo deberíamos saber y conocer cuál es ese camino. Las promesas o ilusión de un mundo mejor venden y venden bien; en cualquier país y época emociona esa idea. Pero mínimo hay que tener planeado y organizado ese destino. Y temo que muchas de las promesas de cambio que escuchamos no están claramente planeadas ni organizadas para en caso de  llegar a ganar dedicarse a ejecutarlas. 
Quizás exista mucha emoción y alegría por un cambio (recordar elección del año 2000) pero pudiera ser que solo esté a nivel de palabras y discursos bien elaborados, pero sin un plan de ejecución real. Y ya estando en la silla presidencial empezar a gobernar con las emociones de la mayoría para tenerla contenta sería un sin duda un camino nocivo para el país en el largo plazo.
Exsecretario de Desarrollo Económico y Director General de Promofin
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
58 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo