Reelección presidencial | Provincia

Foro Provincia

Reelección presidencial

Reelección presidencial

11 de Diciembre 2017 | 15:28
Por Carlos Pfister Huerta-Cañedo
Oxímoron
Dejando a un lado el escenario local y las disputas intra partidarias, el que aseguró sus intenciones de ir por un nuevo periodo presidencial es Vladimir Putin. Las elecciones se llevarían a cabo en marzo de 2018 y de llegar a ganar estaría asegurando su permanencia hasta el 2024. Al viejo estilo de los zares rusos, el hombre fuerte de Rusia estaría llegando a casi 24 años en la cima del poder. Únicamente estuvo como segundo a bordo en el periodo 2008-2012, cuando fungió como primer ministro en el gobierno de Dmitri Medvéded, aunque todos saben que en realidad mandaba él.
Su ascenso al poder tuvo su inicio desde las trincheras. Proveniente de una familia de escasos recursos, logró graduarse con honores como abogado de la Universidad Estatal de Leningrado (San Petersburgo). Después pasó por el servicio secreto de la KGB, participando como agente en Alemania Oriental en la época de la guerra fría. Entre 1990 y 1998 desempeñó diferentes cargos hasta que fue nombrado director del Servicio Federal de Seguridad, es decir de la anteriormente temida KGB. 
Fue hasta el 26 de marzo del año 2000 que ganó sus primeras elecciones presidenciales con 52 por ciento de la votación;  durante su mandato la economía rusa tuvo altos índices de crecimiento económico y disminución de la pobreza. En la primer reelección en 2004 obtuvo más del 70 por ciento de los votos gozando niveles elevados de popularidad. No se postuló a un tercer mandato dado que la constitución no lo permitía pero postulo a uno de sus incondicionales lo que lo llevó a seguir acumulando poder. En 2012 se postula de nuevo a las elecciones y obtiene una abrumadora mayoría a pesar de las voces de descontento de la oposición. A partir de este período y con gran parte del poder acumulado en 12 años comienza su estrategia para incidir de manera directa y firme en las decisiones internacionales. El círculo de poder que se había perdido una vez desintegrada la URSS, comienza a tomar una nueva forma y prácticamente incide en decisiones de primer nivel en países de la antigua unión. Basta con nombrar el claro ejemplo de Ucrania la cual ya prácticamente estaba más cerca del bloque europeo y con la intervención militar de 2014 en la llamada guerra del Donbáss mandó la señal al mundo que Rusia estaba lista para desempeñar el papel estratégico militar y político que dejó durante más de 20 años. Otro ejemplo está la anexión de Crimea en 2014.
A pesar de tener duras críticas por violaciones a los derechos humanos, libertad de expresión, el manejo del conflicto checheno entre otros temas, goza de una gran simpatía dentro de la población rusa (más de 80 por ciento de aceptación) que había quedado a la deriva al entrar al nuevo orden mundial tras la caída simbólica del muro de Berlín en noviembre de 1989. 
Regresando a nuestro territorio, uno de los grandes triunfos de la revolución mexicana fue la prohibición de la reelección presidencial; probablemente por la experiencia de haber permitido que un ser humano se perpetúe en el poder y se convierta en tirano. Pero por otro lado y en la experiencia de los últimos seis sexenios en este país no hemos tenido ningún presidente que termine su mandato gozando de la popularidad y beneplácito de la población en general. Y probablemente tendremos un presidente electo el próximo año que escasamente iniciará con un 30 por ciento de apoyo. Esperemos que el próximo presidente termine dando buenos resultados y que por lo menos la ciudadanía considere que tiene un líder que nos represente y sea respetado por la mayoría.
Carlos Pfister es exsecretario de Desarrollo Económico y director general de Promofin.

@carlospfister
Sobre el columnista
Carlos Pfister Huerta-Cañedo
46 artículos de opinión publicados en provincia.com.mx
Comparte este artículo