Que los apoyos lleguen a quienes los requieran y se dé seguimiento de la aplicación de los mismos

Es la propuesta para el próximo gobierno federal, de comunidad indígena, ejemplo en aprovechamiento sustentable, esto en el marco del 35 aniversario de la empresa forestal comunal de San Juan Nuevo

0
114

San Juan Nuevo Parangaricutiro, Michoacán.- Que los apoyos lleguen a quienes los requieran, que se dé seguimiento de la aplicación de los mismos; que se reforeste para paliar los efectos negativos del cambio del uso del suelo y que el plantar arbolitos tenga continuidad hasta que las plantas progresen.

Es la propuesta para el próximo gobierno federal, por parte de la comunidad indígena que se ha convertido en ejemplo de aprovechamiento sustentable, la de Nuevo Parangarícutiro, que ha sido reconocida incluso por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por su sistema de trabajo.

También se le entregó un premio al mérito por el buen manejo forestal en Johannesburgo, África y el premio Ecuator a este lugar en el que unos mil 200 comuneros se ganan la vida y al mismo tiempo protegen sus bosques.

De esto habló el presidente del Comisariado Comunal, J. Jesús Antolino Echevarría, en el marco del 35 aniversario, de la empresa forestal comunal de San Juan Nuevo.

El aserradero como también lo llaman, explota la madera del bosque, pero de manera racional, con una fórmula que pudiera parecer sencilla, pero que es efectiva y que básicamente consiste en talar, para aprovechar la madera en únicamente mil de las 18 mil hectáreas que resguardan. En las 17 mil hectáreas restantes, no sólo preservan el bosque, sino que producen plantitas para estar reforestando constantemente.

Antolino Echevarría explicó que la comunidad ya estuvo en la ciudad de México con quienes asumirán cargos en secretarías del próximo gobierno federal, que pidieron conocer su método de trabajo y replicarlo.

  1. Jesús Antolino expuso que para de resultado el aprovechamiento forestal racional debe ser objeto de una continuidad, ya que se trata de un cultivo como cualquier otro y lógicamente no basta con plantar, sino que se debe establecer un trabajo de mantenimiento.

Por otro lado manifestó que si bien es cierto que por ejemplo Semarnat y Conafor deben incrementar los recursos para empresas comunales o ejidales que produzcan bienes forestales, será necesario que las próximas autoridades vigilen la aplicación de esos recursos.

Evocó que la supervisión genera buenos resultados como es el caso del financiamiento que la ONU le entregó a la comunidad o como lo recursos federales, que se le sumaron recientemente a los aportados por la comunidad, para la instalación y puesta en marcha del nuevo aserradero automatizado, único en el país.

VIAGrecia Ponce Orrego
Compartir