Alcalde: Casa Madero, único caso con resistencia a acatar normativa

Raúl Morón explicó que el retiro de los sellos de clausura del hotel de Alfonso Martínez no se dio porque la comuna hiciera mal las cosas, sino porque el exedil interpuso un amparo

0
127
El jefe de la comuna moreliana reiteró que, contrario a lo que manifestó Martínez Alcázar, no se está en una pelea con nadie, pues lo que se busca es ordenar las operaciones del servicio al público. FOTO: ARCHIVO, PROVINCIA

Morelia.- El hotel y restaurante Casa Madero ha sido el único caso identificado de resistencia al ordenamiento, implementado por el gobierno de la capital del estado, de negocios del gremio restaurantero que prestan servicio en exteriores, aseveró Raúl Morón Orozco, alcalde de Morelia.

Expuso que la administración local ha emitido dos llamados al establecimiento para subsanar las irregularidades detectadas, que consisten, fundamentalmente, en la colocación de una plataforma anclada al suelo, en zona de monumentos históricos, para la instalación de mesas destinadas a la atención al público.

Luego de que se realizará la clausura temporal total de Casa Madero, por la negativa de la empresa a atender los requerimientos de resolución de las irregularidades detectadas, interpuso un amparo ante el Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán (TJAM), que arrojó como medida cautelar, en tanto se define el proceso, el retiro de los sellos de clausura impuestos por el ayuntamiento capitalino.

“Por lo menos hemos hecho dos comunicaciones y hoy volveremos a ir, porque ha puesto resistencia al ordenamiento, y está en su derecho de hacerlo, es el único que así ha actuado, todos los demás han acatado las disposiciones”, expresó Raúl Morón.

Entre enero y lo que va de febrero de este año se ha clausurado de manera total temporal a 70 establecimientos restauranteros en Morelia, por faltas como la invasión de espacios peatonales y el daño al patrimonio edificado de la ciudad.

Reiteró que “aparte de Casa Madero, nadie más, que tengamos conocimiento, ha interpuesto un recurso de amparo por el ordenamiento de los comercios que cuentan con servicio al público en su exterior”.

 

ELEMENTOS DE FALTA EN CASA MADERO, A LA VISTA

El alcalde Raúl Morón Orozco precisó que el retiro de los sellos de clausura en Casa Madero no se produce por una determinación definitiva o por una actuación indebida del Ayuntamiento de Morelia, sino como una medida cautelar por el proceso de amparo que promoviera Alfonso Martínez Alcázar.

Aseguró que “no es que hayamos hecho mal las cosas, es que el expresidente municipal acudió a un juzgado de lo contencioso administrativo, que optó por suspender la clausura para evitar daños a los involucrados”.

Insistió en que, contrario a lo manifestado por Alfonso Martínez, “no estamos en una pelea con nadie, lo que tenemos en marcha es una intervención para ordenar las operaciones del servicio al público en el exterior de los inmuebles, no tenemos dificultades personales con nadie.

“Hay características que deben presentarse en los negocios que ofrecen atención al público en exteriores, para que esto pueda ser autorizado, y en el caso de Casa Madero no las tiene; existen los elementos de falta y están a la vista”.